sábado, 27 de abril de 2019

La muerte de Usuco


Qué queréis que os diga… me gusta escribir sobre Ubuntu.

Hace años, les contaba a mis hijos cuentos de ciencia ambientados en los tiempos de las cavernas. Solo uno de aquellos cuentos lo escribí, pero después hice otro y quizás después de este haga más. El caso es que “La muerte de Usuco” es el tercer cuento de la saga.

Por si quieres leer los anteriores, aquí te dejo los enlaces:



Y sin nada más que añadir, os dejo con…



La muerte de Usuco

Esa noche, cuando Teliat y Ubuntu se perdieron en la profundidad de la cueva, el silencio se prolongó más de lo habitual.

Al anochecer Ubuntu había "guiado" al espíritu de Usuco, el mejor amigo de su hijo, al reino de los espíritus. Los dos amigos tenían la misma edad y, cuando Usuco perdió a su padre, se hicieron inseparables. Tanto Ubuntu como Teliat sentían mucho la muerte de Usuco, y sabían lo mucho que iba a costar que su hijo, de 12 años, asumiera la pérdida de su gran amigo.

Lo increíble es que Teliat había "predicho" la muerte. Fue cuando murió el padre de Usuco. Ella y Ubuntu habían pasado noches enteras hablando de "la mala suerte" que había tenido el antiguo jefe de la tribu. Al final concluyeron que no había sido mala suerte, que era algo predecible. Y no solo eso, Teliat también dijo que, tarde o temprano, le pasaría lo mismo a Usuco.

El antiguo jefe era un hombre valiente y fuerte, capaz de mantener el orden: mantenía los hábitos y las tradiciones de la tribu. Pero el padre de Usuco nunca "predecía" las consecuencias de sus actos, ni tampoco averiguaba las causas de los hechos que observaba hasta que no las veía con sus propios ojos. Si había que explicarle algo, primero tenía que verlo, que tocarlo, y así podía empezar a comprender lo que se le estaba diciendo. Le faltaba imaginación, aunque tenía una curiosidad incontrolable e inconsciente. Cuando oía ruidos no imaginaba que podrían ser animales salvajes.
Un día se acercó a unos arbustos después de oír un ruido, una jauría de lobos le atacaron. Mató algunos pero él quedó mal herido. A los pocos días murió.

Año y medio pasó entre la muerte de padre e hijo. Durante ese tiempo, Ubuntu y su hijo habían pasado muchas horas con Usuco. Ubuntu no dejaba de pensar las palabras que le había dicho su pareja "Usuco es como su padre, no es capaz de ver más allá de lo que ven sus ojos, no razona, no tiene imaginación, no controla su curiosidad, algún día le pasará lo mismo". Durante ese tiempo, Ubuntu intentó que Usuco viera más allá de lo que veían sus ojos. Pero era imposible, su mente funcionaba de otra manera.
Ubuntu los miraba a los dos y pensaba "mi hijo es como yo, es como su madre y como su hermana, predice e imagina, es curioso pero prudente. Usuco es como su padre, y no encuentro manera de hacerle evaluar riesgos predecibles a partir de los indicios. Quizás Teliat tenga razón y muera joven".

Eso estaban pensando Ubuntu y Teliat, con los ojos llorosos y sin decir palabra alguna. Sentían una gran pena por no haber sido capaces de salvar al amigo de su hijo. Ambos se preguntaban "¿Por qué tuvo que esperar a que la nevada fuera tan intensa para decidirse a dar la vuelta? ¿Por qué no atendió a los consejos que le dieron todos los que volvían? ¿Por qué decía que seguro pararía de nevar, que él quería ver el valle que se ocultaba tras la montaña que tenía enfrente, que seguro que allí no nevaba...? ¿Por qué, por qué, por qué murió congelado?".
Tampoco podían evitar sentir algo de alivio. Alivio porque sus hijos parecían haber heredado muchas de las peculiares destrezas mentales que ellos tenían, características que les hacían ser valorados y apreciados dentro de la tribu.

En ello estaban cuando apareció su hijo. Nadie podía entrar y molestarles en su retiro, pero sus hijos entraban cada vez que querían hablar con ellos. Ubuntu y Teliat se miraron, y esa simple mirada bastó: ninguno de los dos le contaría esa noche todo lo que estaban pensando. Opinaban que era demasiado joven para soportar el sentimiento de culpa que surge cuando no se es capaz de evitar, aunque se intente, alguna desgracia previsible.

Pero él preguntó algo que ellos no esperaban: "Padre, tú que los acompañas al reino de los espíritus, ¿cómo llegan y cómo están allí nuestros seres queridos?"

Ubuntu inicialmente se quedó en silencio, no encontraba la mejor forma de contestarle. Teliat sabía que no tenía la respuesta. Ambos pensaban que lo sobrenatural existía pero, a diferencia de lo que muchos creían en la tribu, ellos NO creían que pudiera interferir de ninguna forma en la realidad palpable.
Pensaban que lo sobrenatural existía, pero que al igual que con los sueños o con las ilusiones, solo servían para ponerte metas y para darle sentido a las cosas, pero no servían para ayudarte a tomar decisiones concretas basadas en los indicios que habías observado. Ellos NO pensaban que con la danza de la lluvia fuera a llover, ellos NO pensaban que los espíritus hablaran a través de los sueños o de las sustancias alucinógenas, ellos NO...
Es cierto que Ubuntu "oficiaba" los rituales mágicos, era el chamán de la tribu y todos estaban satisfechos de como realizaba su trabajo. Por supuesto que Ubuntu veía útiles los rituales. Para empezar, la gente encontraba consuelo y sentido a sus vidas. Él no mentía, creía en lo sobrenatural, pero sabía que muchos otros de la tribu no solo creían, sino que tenían certezas, certeza de que era cierto todo lo que ellos imaginaban del reino de los espíritus.
Por otro lado, cuando se fusionaron las tribus de Teliat y de Ubuntu, ella percibió desde el primer momento la diferente forma que tenía Ubuntu de sentir y de conducir los rituales. El chamán de su antigua tribu era totalmente distinto pero, a ella y al resto de los que sobrevivieron a la travesía provocada por la gran sequía, les gustaba mucho más Ubuntu: no les decía de qué manera tenían que vivir su espiritualidad. Eran más libres, se sentían más poderosos, más respetados y más integrados en sus diferencias.

Al poco rato Ubuntu empezó a hablar. Aunque muchas veces había esquivado las preguntas de su hijo esperando a que madurara, le pareció que esta vez debía de sincerarse con él. Ubuntu le contó toda la verdad de cómo él y su madre sentían lo sobrenatural. Una vez más, le hicieron partícipe de uno de sus muchos secretos.

El chico lloró desconsoladamente y, cuando se calmó, se fue con el resto de la tribu.

Teliat y Ubuntu se quedaron hablando un rato. Ambos estaban satisfechos de la conversación que habían tenido con su hijo. Creían haber hecho lo correcto. Ubuntu se quedó dormido pero a Teliat le costó conciliar el sueño. Estaba intranquila y no sabía por qué. ¡Sentía que algo no encajaba y no sabía lo que era!

Teliat finalmente se durmió, pero tuvo un sueño intranquilo. Despertó con un sobresalto. Mientras dormía acudió a su memoria el viaje que había hecho parte de su tribu, y también recordó a sus dos mejores amigas. Aquel viaje fue duro, su tribu abandonó su región de origen huyendo del hambre. Las amigas acabaron separándose: una nunca llegó a viajar y la otra murió en el camino.

Teliat despertó a Ubuntu y le dijo: "¡creo haber entendido/descubierto algo muy simple, que siempre ha estado delante de nuestros ojos, pero que nunca hemos llegado ni siquiera a imaginar! ¡creo que quizás he comprendido un poco mejor cómo funciona la naturaleza!"

Teliat le contó como una de sus amigas había muerto en el viaje. Ella era, en un aspecto, muy parecida a Usuco: no era capaz de ver más allá de lo que veían sus ojos. Durante el viaje perdió la esperanza, no veía los indicios que presagiaban un final feliz a la larga travesía. Le atrapó la desesperación y fue la desesperación la que la condujo a la muerte. Ubuntu la escuchaba, pero no sabía dónde pretendía llegar Teliat "¿qué sería eso que había entendido/descubierto?"

Finalmente Teliat se lo dijo: "Ubuntu, los que no ven más allá de la realidad, los que no deducen a partir de unos pocos indicios, mueren mucho antes que los que sí lo hacen. Ubuntu, es más difícil que tengan descendencia esos hombres y esas mujeres. Ubuntu, recuerda que los hijos se parecen a los padres. Ubuntu, muchos de los miembros de la tribu que se parecen a Usuco mueren antes de reproducirse. Ubuntu, generación tras generación irán desapareciendo las personas que son como ellos". Él la escuchó y le dio la razón, todo encajaba a la perfección.

Pero Teliat añadió algo que lo dejó todavía más sorprendido: "Ubuntu, también los que creen que lo sobrenatural se manifiesta en el día a día tienen más posibilidades de morir". Ubuntu cerró los ojos y le dijo que no lo comprendía. Teliat se lo explicó: "mi otra amiga, ni siquiera emigró con nosotros, murió al quedarse con aquel chaman dictador. Ella pensaba que danzando llovería, y al final no llovió. Murieron todos por inanición". Y añadió "Ubuntu, tú, sin saberlo, ya sabías lo peligroso que es esto. Siempre dices que lo primero son las necesidades reales y luego las espirituales". Incluso le recordó una vieja historia: "Ubuntu, tú me has contado, riéndote al recordarlo, que tu tribu venció a unos enemigos muy superiores a vosotros porque matasteis a su jefe y, como ellos creían que su jefe tenía el favor de los dioses, se retiraron desesperanzados. Tú nunca has permitido pensamientos como ese dentro de tu tribu".

Esa revelación dejó consternado a Ubuntu. Hablaron sobre ello y al final concluyeron que su tribu mejoraría con el tiempo. ¡Generación tras generación su tribu progresaría y se multiplicaría. El tiempo iría dejando a aquellos con la mente más proclive a hábitos y costumbres adecuadas para la supervivencia!

Después decidieron hablar con su hijo al día siguiente, la explicación que le habían dado la primera vez la veían ahora incompleta. Su hijo posiblemente sería el próximo chamán y debían advertirle del peligro de creer que lo sobrenatural se podía manifestar en lo terrenal, el peligro de no conocer los límites del pensamiento mágico. Su hijo debía de saber que había que respetar la espiritualidad de cada uno de los miembros de la tribu, pero que no se podía permitir que nadie intentara imponerle sus creencias sobrenaturales al resto.

Ahora sí que se quedaron completamente satisfechos. Y antes de caer dormidos, Teliat y Ubuntu hicieron el amor. Esta vez Teliat durmió feliz y tranquila, contenta con su vida y con ella misma. Y cuando despertó se le vino a la cabeza un nuevo sueño que había tenido. Había soñado que pasadas muchas, pero que muchas generaciones, una descendiente suya, una tal Helena Matute (un nombre que ella calificó como muy raro) contaría la historia de tres amigas (OjosBonitos, Flor y MariCastaña) que se separaron forzadas por una gran sequía. Una historia que explicaba cómo solo OjosBonitos sobrevivió debido a sus peculiares facultades mentales. Una historia que le serviría para explicar que esas peculiaridades se trasmitieron de padres a hijos y que le permitieron, a su tribu y a sus descendientes, progresar hasta límites insospechados.

Ese sueño no se lo contó a Ubuntu. Algunas veces se contaban cosas como esas, otras no. En esta tribu el pensamiento mágico, los sueños, las ilusiones... son tuyas y solo tuyas.

Teliat, se levantó y abandonó la profundidad de la cueva. Salió, buscó a su hijo y habló con él.



Anotaciones finales

Este cuento está basado en un cuento que sale en el libro de Helena Matute: "Nuestra mente nos engaña. Sesgos y errores cognitivos que todos cometemos". Por supuesto recomiendo la lectura de ese libro por muchas razones. Yo solo he intentado introducir en este cuento una de las muchas cosas que ella explica en ese libro. LEEDLO

A modo de resumen decir que ¡Nuestra mente es como es!
Tiene tendencia al pensamiento mágico, acumuló sesgos en su evolución y desarrollo, tiene prejuicios insertados en su "educación"...
Pero es la mejor herramienta que podemos imaginar: se ha ido adaptando a los nuevos tiempos que surgían y nos ha hecho progresar hasta límites que ni Ubuntu ni Teliat, en sus mejores sueños, podrían imaginar.
No seamos cazurros, ¡usémosla de la mejor manera posible! Lo cual implica que la utilicemos de distinta manera en cada contexto y que seamos conscientes de sus virtudes y limitaciones para cometer el menor número posible de errores.

sábado, 13 de abril de 2019

¡Motívamelo! Cuando el mal uso del lenguaje corrompe el concepto (II)


Y esta historia comenzó de la siguiente manera.

El 1 de enero del 2018 publiqué "Apréndeselo" Cuando el mal uso del lenguaje corrompe el concepto (I). En ese post pensé meter la motivación en la parte final, pero leí un par de definiciones sobre lo que era la motivación y, como no cuadraban con lo que quería decir, opté por usar el verbo amar.

Esta mañana he visto el vídeo: Motivar a los alumnos, el "Santo Grial" de la educación, de Juan Pedro Núñez y me he animado a colgarlo por aquí. No dejéis de verlo (está insertado abajo)

El vídeo me refuerza algo que siempre he pensado: Veo muy absurdo que alguien me diga que tengo que motivar a mis alumnos.
Me podrán decir que haga actividades motivadoras (que podríamos definir como aquellas actividades que logran más fácilmente que el alumno se motive), pero nunca pueden decirme que haga algo (motivar a un alumno) que es básicamente algo que tiene que hacer el alumno.

En "apréndeselo" terminaba de la siguiente manera:

Me gusta pensar que es lo mismo que pasa con el verbo amar. Yo puedo hacer muchas cosas para que alguien me ame, pero será la otra persona la que decidirá si me ama o no. Si alguien te ama te alegras, pero no puedes culparte, NI DEJAR QUE NADIE TE CULPE, porque que no te amen. Y la razón es simple: es la otra persona la que decide si te ama o no.

Voy terminando.

Creo que debemos de andarnos con cuidado, porque algunos pedagogos y políticos potencian "gurús educativos" que corrompen los conceptos en sus propios beneficios.

Agradecer, por supuesto, a todos que están luchando por una educación basada en la evidencia.
Yo destacaría a "La cátedra de Cultura Científica" con "Las pruebas de la Educación" (en el enlace hay muchos post publicados por ellos en su blog, dichos post te dan acceso a multitud de información). En esta ocasión, esta charla formaba parte de unas jornadas que se desarrollaron en Madrid impulsadas por la fundación Promaestro.

Y poco más. Ved el vídeo porque es importante saber qué evidencia existe entorno al concepto motivación aplicado al entorno educativo. Vedlo y reflexionar.


 
Y después de ver el vídeo, si os apetece, podéis pasaros por "Apréndeselo".

martes, 26 de marzo de 2019

Erre que erre, 69 en octal.


Malo es que un tonto se empeñe, peor aún que un tonto crea haber descubierto algo peculiar. ¡Qué le vamos a hacer! Así soy yo.

Os explico. Hace unos meses publiqué una entrada en mi blog. Quería explicar una cosa que me pareció peculiar, pero la verdad es que no lo conseguí, me salió un churro patatero.

Cómo la entrada la motivo el libro "Un número perfecto" de @santigarciacc, le hice saber de la existencia de mi post. Pasó de él. Pero cuando nos juntamos a tomar unas cervezas le expliqué lo que decía el post, lo entendió, y me dijo que le parecía peculiar (aunque no sé si me dio la razón ¡pá que me callara, XD!)

El caso es que yo lo vuelvo a publicar, vosotros valorar si puede ser útil. Yo, salvo que alguien me convenza de lo contrario, lo usaré.

¿CÓMO INTRODUCIR LOS SISTEMAS DE NOTACIÓN POSICIONALES MENORES QUE EL DECIMAL (BINARIO, OCTAL...) A AQUELLAS PERSONAS QUE YA CONOCEN EL DECIMAL?

Explicándoles que hagan lo que vi hacer, a un niño de nueve años, para deducir los números naturales en el binario: se imaginaba mentalmente todos los números naturales ordenados en el decimal, desechaba los que tenían algo distinto de 0 y 1, y establecía una correspondencia.

Luego le pregunté el 69 en octal (pregunta que hacía Santi en su libro), hizo lo mismo pero desechando los que tenían algo distinto de 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7. Sacó rápidamente el resultado.

La verdad es que no sé si lo he explicado claro. Aquí tenéis un pantallazo de un documento excel que explica lo que quiero decir. Pero lo que os garantizo es que alguna vez, cuando he estado de guardia y he decidido enseñar de esta forma el binario y el octal a los alumnos de 1º o 2º de la ESO, lo han entendido a la primera.


Por otro lado, si queréis leer la primera entrada, esa que no interesó en lo más mínimo a la blogosfera, pinchad aquí

Y poco más. Un saludo. Por cierto, este post forma parte del Carnaval de Matemáticas, que en esta octagésima segunda edición, también denominada X.2, está organizado por Rafael Martínez González a través de su blog El mundo de Rafalillo.

viernes, 15 de febrero de 2019

Respetemos a nuestros mayores, mi hijo divulgando ciencia.


Como ya conté en el post Kareishu, cada vez que explico los órganos de los sentidos intento inculcar el respeto a las personas mayores.

Con la edad los sentidos degeneran. Los mayores pierden vista y olfato, lo cual les trae no pocos problemas de higiene. Pierden oído, escuchan la tele a todo volumen y no nos oyen cuando les hablamos. Pierden gusto... El caso es que algunas veces las personas que están a su alrededor no son conscientes de sus limitaciones y se vuelven desagradables con ellos.

El otro día, a mi hijo Ángel, le mandó su maestra de 5º de Primaria un trabajo sobre el olfato. Me preguntó.

Normalmente, los trabajos de mis hijos son tal y como ellos los imaginan, pero es que me pareció muy atractiva la idea de que mi hijo transmitiera el valor del respeto a los mayores a sus compañeros. Le dije a mi hijo que le preguntará a su maestra si podía "diseñar" yo lo que iba a transmitir. Ella estuvo encantada.

Cuatro ideas básicas tenía su trabajo:

1) Cómo funciona el olfato

2) El olfato y el gusto están interrelacionados entre si

3) El experimento de la canela para demostrar el punto 2

4) Y ¡Respetemos a nuestros mayores!

Resultados: muchos de sus compañeros se sometieron al experimento, algunos de sus compañeros llegaron a la conclusión de que iban a comerse el brócoli con unas pinzas en las narices... y espero que se les quedara claro que tienen que ser comprensivos con sus abuelos, la maestra también hizo mucho hincapié en este punto.

Poco más, os pongo las fotos del trabajo y un vídeo para que os echéis unas risas.
 
 
 

 
 

domingo, 25 de noviembre de 2018

¿Otra forma de entender los sistemas de numeración posicional?


Este verano estaba leyendo el capítulo 8 de “un número perfecto”: Sobre los sistemas de numeración posicional. El libro es del matemático/humorista/divulgador murciano @santigarciacc y os lo recomiendo, reseña de @emulenews.

Como decía, estaba leyendo ese capítulo y va el autor y lo termina con el siguiente párrafo:
“…Los Simpson, tienen cuatro dedos en cada mano, es decir, contarán en el Sistema Octal. ¿Cómo harán el 69?”

¿Qué se le habrá pasado por la cabeza para acabar el capítulo así? No soy capaz de imaginarlo, aunque solicito públicamente que en los comentarios lo conteste.

El caso es que él tampoco imaginará lo que pasó después (no sé muy bien quien está peor de la cabeza, xd).

A lo que iba. Como estaba de vacaciones pensé en pasar un rato con mi hijo (9 años):

-       Ángel, ¿quieres ayudarme a calcular una cosa?

-       Vale.

-       Primero te tengo que enseñar lo que son los sistemas de numeración posicional.

-       Vaaaaaaaale (el entusiasmo decae, jajaja…)

Le recuerdo (a su nivel) que nosotros usamos un sistema de numeración posicional decimal porque tenemos diez dedos, él lo aprendió cuando estudiaba el orden de los números (creo recordar que fue en 2º de primaria).
Una vez recordado cómo se construyen los números en el sistema decimal le empiezo a explicar el binario.
El cero es 0. El uno es 1. El dos, como no existe el símbolo 2 (el binario solo tiene dos símbolos, el 0 y el 1), se le añade una cifra (como se hacía en el decimal) y se empiezan a repetir los símbolos, es decir, 10. El tres será 11, El cuatro, necesitará tres cifras, es decir 100. El cinco es 101…
Explicarle esto a mis alumnos de la E.S.O. no es fácil, siempre se lían, pero mi hijo lo entendió a la primera. Le pregunté cómo lo estaba haciendo para decirme las soluciones a la primera y su manera me pareció de lo más simple y útil (lo mismo muchos profes de matemáticas ya la utilizan, pero a mí no se me había ocurrido nunca).
 
Mi hijo me explicó que, como solo valen los 0 y los 1 para sacar los números, él se imaginaba TODA la escala de los números (naturales) en el sistema de numeración decimal e iba seleccionando solo los que tienen 0 y 1.
Aquí tenéis una comparativa de como lo pensó (en la decimal no he escrito los que tienen símbolos distintos del 0 y el 1):
 

Yo jamás había pensado que se podían sacar así, aunque es algo sumamente lógico, ¿y vosotros?

Después le expliqué el sistema octal y acto seguido le pedí el 69... no tardó mucho en darme la solución:

Aprovechando las instrucciones de IKEA, el verano pasado me lo dediqué a montar y montar cosas.
 
Nota:
Hace algunos años, cuando mi hijo estudió el orden de los números, me llamó mucho la atención cómo lo aprendió. Me pareció que en realidad lo entendió como estructuras jerárquicas intensamente unidas con el nombre del número, algo así como doscientos es menos que trescientos, los cientos son más que las decenas... Los libros que él tenía en el cole hacían mucho hincapié en ese tipo de ejercicios y creo que le ayudaron mucho a entenderlo.
Decir también que hasta que no le dije que el once, el doce, el trece, el catorce y el quince son anomalías de esta lógica, algo le chirriaba en la cabeza. Saber que eso son rarezas le ayudó (me consta que otras personas no tuvieron esa necesidad al aprender el orden de los números).
Aquel año explicándole matemáticas, en 2º de primaria, me di cuenta de muchas cosas asociadas a la comprensión de los números que me parecieron sumamente curiosas. Algún día, si la memoria no me falla y saco tiempo, lo mismo también las escribo.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Cocineros científicos y cocineros no científicos, no todo depende de la Thermomix

El día a día de cualquier persona está plagado de decisiones que pueden ser tomadas desde una perspectiva científica. No todo es susceptible de ser visto desde ese punto de vista, es obvio que hay cosas que no son medibles. Por otro lado, lo normal es dejarnos llevar por la intuición pero, cuando salta la curiosidad al observar un fenómeno que puede ser “medido”, podemos comportarnos como científicos, pero también podemos no hacerlo. Veamos un ejemplo.

Realizar una observación cuidadosa de un hecho que ha despertado tu curiosidad, emitir una hipótesis sobre dicho hecho para darle sentido a tu observación, NO es algo que solo hagan los científicos. Por otro lado, sacar conclusiones y someterlas al debate público tampoco es algo único del quehacer científico. Pero hay cosas que SÍ son propias de la Ciencia, por ejemplo, la experimentación, la medición, el desarrollo de leyes y teorías... Este post versará sobre la actitud científica de experimentar.

Estaba yo el jueves en clase de 1º de bachillerato, explicando que el método científico podía interpretarse como una colección de actitudes científicas, cuando me puse a hablar de la Thermomix.

- No hay que ser científico para "aplicar" actitudes científicas en tu día a día. Caras de poco interés.

La Thermomix es uno de los instrumentos mejor diseñados para la experimentación científica.

- Se te va la bola, profe. Eso es para cocinar.

- Veamos, os voy a explicar la diferencia entre dos grandes cocineros, uno de ellos con comportamiento "científico" y otro con comportamiento "no científico", pero ambos grandes cocineros.

Imaginad que tenéis una receta estrella, nunca os sale mal porque usáis la Thermomix. Los que la usáis sabéis que si echáis los mismos ingredientes, esa máquina del diablo, como controla tan bien las variables (tiempo de cocción, grado de trituración, temperatura...), siempre saca la comida con el mismo sabor, ¡eso jamás ocurre si cocinamos "con sartén"!

Llega el verano, os cambiáis de residencia, os lleváis la Thermomix y cocináis vuestra receta estrella. Pero los ingredientes no son exactamente los mismos, la tienda no es la misma y varios de ellos cambian. La preparas y sale muchísimo más buena. Como eres un gran cocinero y estás atento a lo que ocurre en tu cocina (eres un gran observador) emites una hipótesis de por qué ocurrió. Pero, a partir de aquí, unos cocineros actuarían de una manera y otros de otra.

¿Qué haríais vosotros? - pregunté a los alumnos-.

- Yo apuntaría los nuevos ingredientes para repetir la receta -respondió un alumno-. Esta fue la primera respuesta y hubo un consenso general alrededor de ella. Eso es lo que haría la gran mayoría de la gente.

- Así actuaría un gran cocinero “no científico”, pero un cocinero “científico” repetiría la receta varias veces alterando solo uno de los ingredientes para localizar cual es él que hizo mejorar de esa manera la receta.

- Pero al final los dos tendrían una receta maravillosa -contestó otro alumno-.

- ¡Sí! Pero el cocinero científico sabría gracias a qué, y podría usar ese conocimiento para variar otras recetas, cambiando el ingrediente responsable en ellas y observando si también mejoraban esas otras comidas. El cocinero científico mejoraría mucho más.

Pensad que esta es la forma de actuar en medicina, meteorología, agricultura, industria, alimentación... y pensad que solo se hace desde hace poco tiempo (unos cientos de años en los mejores casos). ¿Por qué os creéis que ha mejorado tanto la calidad de vida?



Expliqué varios ejemplos reales de cómo la ciencia ha mejorado su día a día, pero realmente creo que lo entendieron con el ejemplo de los cocineros.

Poco más que decir, bueno sí, quiero añadir algo más: ¡sigo sin entender por qué nadie ha sacado unos guiones para trabajar con la Thermomix en el aula, jajaja... (nota: no estoy de coña)!

viernes, 21 de septiembre de 2018

Actitudes científicas cotidianas.

No sé si os parecerá interesante, pero voy a contaros algo que me pasó la otra noche y que me causó alegría/sorpresa. Creo que sin forzarlas de ninguna manera, de una forma muy natural, se pusieron encima de una mesa cinco actitudes científicas importantes. Si os apetece, leedlo. Después, si os apetece, me comentáis.

Estaba cenando en un parque, lomicos, quesos frescos... y ensalada que el cuerpo la agradece.

Como soy muy bestia, pedí más vinagre... ¡Por favor!

Como me conocen... Aquí tienes 6 o 7 tarrinicas, ¡ojalá te den acidez!

Gasté una o dos, pero quedaron algunas encima de la mesa... 
Debes ser muy observador. No te conformes con las primeras impresiones y documéntate siempre que puedas con mediciones y datos fiables (evidencias).

En la cena había dos treceañeras (hijas de los que allí nos encontrábamos)... ¡Me flipa el color tan distinto que tiene el vinagre si está boca arriba (opaco) o si está boca abajo (brillante y algo transparente)!

Elabora hipótesis (posibles respuestas) sobre aquellas cosas que te llaman la atención y no comprendes. No te quedes con la primera solución que se te ocurra, piensa varias, comprueba su validez preguntando a expertos o realizando experimentos.

Ellas continúan hablando al lado mío... Eso es porque el fondo blanco de la tapadera le hace parecer más transparente.

Salto yo y planteo... Creo que es porque la luz entra directamente en la tarrina (no debería de haber intervenido, pero estábamos en familia y no me comporté como profesor)

Pero la primera chica continúa... Yo creo que es por el fondo blanco.

Si realizas experimentos (pones a prueba tus hipótesis) no te fíes de tu intuición o tus sensaciones (ya que tu cabecica muchas veces te engaña): ¡toma medidas!

Cogemos las tarrinas y nos ponemos a experimentar con ellas. Para ver si es cierto lo de la tapa blanca las iluminamos desde abajo con un móvil, automáticamente se pone más transparente. Le quitamos la tapa, y se hace más transparente. Le cambiamos la tapa, y da igual que tenga otro color en el fondo, se comporta como con su tapadera inicial.

Saca conclusiones, evalúa su "rigurosidad" (nivel de certeza) y coméntalas con otros (alguien te podrá hacer ver si has cometido algún error). No olvides que eres un ser humano y te puedes equivocar

Pues aquí estoy comentándolas, lo mismo a alguien le apetece rebatir las conclusiones o mejorar la explicación.

No te creas las soluciones que te dicen otros sin antes analizarlas de manera crítica: evaluando al experto (¿qué conocimientos tiene del tema?, ¿tiene posibles conflictos de intereses?...), buscando incoherencias, valorando si te intentan manipular emocionalmente. No olvides que la gente miente y que también se equivoca.

Ellas no creyeron lo que yo decía, se pasaron la tarrina, experimentaron y comprobaron que realmente era así.


Más tarde me di cuenta de lo que había pasado y, como quería publicar un post de actitudes científicas, aquí lo tenéis. También me planteo: ¿cuánta gente se queda solamente mirando la diferencia de color? ¿cuánta gente se conformaría con la explicación de que el fondo blanco era el responsable? ¿cuánta gente cogería un móvil para iluminar desde abajo y ver que hipótesis era correcta?...

Quizás te haya parecido tonto todo el post, pero recuerda:
Las actitudes, la forma de mirar las cosas, no se aplican ahora sí y ahora no. Debes de cultivarlas a diario, debes de trabajarlas, debes de desear practicarlas y así, poco a poco, cuando realmente las necesites, quizás, solo quizás, tu intuición tirará de ellas en vez de dejarse llevar por sesgos, miedos y demás mierdas.

Y ahora os toca a vosotros. ¿Qué os ha parecido?

sábado, 1 de septiembre de 2018

#SomosCientíficos. Química. 2º de Bachillerato


El próximo 5 de noviembre, una vez más, #SomosCientíficos.

¿Dudáis si tenéis que apuntaros o no? Aquí tenéis mis impresiones del año pasado. Pero, por si no os apetece leer el post... APUNTAROS, no lo dudéis.

La idea es simple: poner en contacto alumnos interesados en la Ciencia con investigadores que disfrutan divulgando su trabajo.
Que tus alumnos participen es simple (también es simple integrar la actividad en la práctica docente): te apuntas, te mandan unos nombres de usuario y unas claves, se las das a los alumnos y ya está. En la web, y en el sobre que te envían al centro, te aconsejan como podrás sacar el máximo rendimiento de esta actividad, en este post te contaré como lo hice yo.

¿Existe algo complicado? imagino que SI, pero si fuera así, sería complicado para los organizadores:
· Diseñar esa web y que funcione bien.
· Encontrar institutos e investigadores que participen.
· Que los chats no "desvaríen".
· Encontrar financiación.
· Seguir ilusionados y mantener activa la idea.
...
Imagino que es complicado para ellos, ya que para nosotros es muy fácil, y por eso... MUCHAS GRACIAS GENTE DE #SomosCientíficos

Empecemos.

Yo lo enfoqué en alumnos de 2º de bachillerato (aunque los "usuarios" que me sobraron se los ofrecí a alumnos interesados de otros cursos). La asignatura era Química.

Lo primero que se os puede pasar por la cabeza es, ¿cómo van a perder horas de "clase"? Veamos. Calculo que mis alumnos, a lo largo del curso, solo perdieron unas tres horas de clase en tres actividades complementarias diseñadas por mí y, aunque es cierto que deberían de saber los contenidos que en ellas explico, yo prefiero sacrificar alguna hora de teoría y/o problemas para intentar que se les queden bien claras algunas cosas "científico transversales".
Por si os interesa. Esas tres actividades complementarias fueron: ¿Cómo evoluciona la Ciencia? (algún datillo más
aquí, quizás algún día pulique un post), #SomosCientíficos y Sesgos en la Química (por si te interesa).
Realmente hubiera sacrificado más horas, pero este año decidí que era mejor no perder muchas... LO MISMO ME EQUIVOQUÉ, ya que los resultados globales de la PAU no fueron todo lo buenos que yo (y ellos) hubiera (hubieran) deseado. Pero, después de leer las
encuestas que les realicé y de analizarlas (junto a otros datos), creo sinceramente que no son impugnables esos resultados a estas tres actividades. Tampoco creo que más actividades complementarias hubieran mejorado dichas notas, pero lo mismo sí, ¡qué difícil es alcanzar "evidencias" en mi trabajo!

Centrémonos que me despisto.
Unas semanas antes informé a los alumnos, les di las "tarjetas individuales" que me mandaron y les dije que curiosearan por la red (creo que pasaron de curiosear).
Los apunté para hacer un chat el primer día de las interacciones (dura unos 10 días) para que así los conocieran y, si se interesaban especialmente, tendrían bastantes días para interaccionar con ellos. Lo único que tuve que hacer fue, unos días antes, probar que el chat funcionaba en la sala de ordenadores, los que organizan #SomosCientíficos quedan contigo y tú lo pruebas y te enteras de cómo funciona.
El día que tienes programado el chat vas con la clase, entran en la web, chatean con los investigadores y entienden el funcionamiento general.
Los días siguientes van interaccionando con ellos. Algunos mejor, otros peor. A algunos les gusta más, a otros les gusta menos, otros pasan... lo típico. Esas interacciones las hacen ya desde sus casas, no se pierden días de clase.
Llegado cierto momento van votando que investigador/a les gusta más, al final uno de los investigadores gana. Por otro lado también los investigadores van votando y seleccionan al alumno que mejor interacciona de todos los centros que participan. También hay sorteos entre los alumnos que contestan las encuestas que se les proponen, y otras muchas cosas.
Y, terminado #SomosCientíficos les pedí una memoria de la actividad (¿Qué os ha parecido? ¿Qué os ha gustado más? ¿Y menos? ¿Alguna sugerencia a la Organización?...). Esa memoria la corregí y la nota la incorporé al proceso de evaluación.

Lo dicho, muy simple todo. Mereció la pena.

Deciros que algunas memorias me encantaron. Los investigadores les dijeron frases en las interacciones privadas que muchos de ellos agradecieron. Más que aprender contenidos conceptuales vieron el lado humano de la Ciencia; vieron la superación de problemas, la lucha por la evidencia... Por otro lado deciros que, como con 17 años se olvidan algunas cosas rápidamente (están en una época de sus vidas en la que todo es muy emocionante y la materia gris no da para retenerlo todo), me alegró mucho pedirles la memoria: imagino que quizás alguno de ellos, algún día, se cruce con el email que me envió, y recuerde las cosas que tanto le impresionaron aquellos días. Por cierto, no todos los alumnos lo vieron tan positivo, pero si una cierta cantidad de ellos (calculo un 50%, más o menos).

Y poco más que decir. Bueno si otra cosa. Una de mis alumnas fue la seleccionada por los investigadores como la que mejor interaccionó con ellos. Bravo por ella!!!

Lo dicho. Si sois profesores os aconsejo que os apuntéis a #SomosCientíficos, yo casi seguro que apuntaré a los alumnos que tenga el año que viene.

jueves, 3 de mayo de 2018

Hablemos de sesgos, y de otras cosas, en Química 2º Bachillerato


Queridos alumnos de 2º de bachillerato ¿y si echamos un ratico hablando de lo poco que realmente saben algunas personas sobre química?

Veamos. Todos estamos sesgados.

Creo que uno de los sesgos más arraigados es tener una visión mística y antropocentrista de la naturaleza. Sin duda el creernos importantes y el pensamiento mágico nos ayudó a sobrevivir en los tiempos de las cavernas. Pero estamos en el siglo XXI.

Una de las cosas que hace la Ciencia para tratar de eliminar los sesgos cognitivos es medir, medir y medir. Es decir, la Ciencia busca evidencias. Pero no solo eso, también las comunica para que todos podamos beneficiarnos de un pensamiento mucho más adecuado a los tiempos que corren.

Pero los sesgos cognitivos están insertados en nuestro cerebro, así que no nos debe de extrañar que existan pseudociencias e incluso que se mantengan algunas de las más antiguas. Un ejemplo claro de esto podría ser la Astrología. Pero, si me lo permitís, haciendo una definición algo subjetiva y poco rigurosa, quizás también podamos considerar que sigue existiendo la Alquimia.

¿Ha desaparecido la Astrología? NO. Es indudable que algunos no pueden arrancar de su mente el pensamiento mágico asociado a los horóscopos, pero no me negaréis que como los datos son evidentes sí que han abandonan algunas de sus creencias:
"Nadie duda que la Tierra gira alrededor del Sol y que es esférica (salvo dos o tres colgados terraplanistas)".
Galileo triunfó y nadie lo cuestiona.

Pero ¿ha desaparecido la Alquimia? Si pensamos en cosas que intentaba hacer, podemos decir que sí ha desaparecido. Pero si nos preguntamos si ha desaparecido el sesgo antropocéntrico y místico de la química, tristemente creo que la respuesta es que no. Pensemos en Wöhler.
Wöhler sintetizó un compuesto orgánico (urea) partiendo de una piedra. Esa síntesis se considera el comienzo de la química orgánica y el fin de la teoría mística “energía vital” aplicada en los compuestos procedentes de los seres vivos. Al final resultó que un compuesto es lo que es, y que da igual su origen. Pero esto no es aceptado por la gran mayoría. Aunque, para ser justos, hay que reconocer que es normal que gente sin cultura química lo siga pensando, ya que estas evidencias no son tan obvias:
“La gran mayoría de las personas creen que el agua es distinta si la sacas de las heces de un astronauta, la produces quemando gasolina o viene de la condensación de la lluvia. La gran mayoría de las personas no sabe que el agua es, simplemente, H2O, ¡la gente sigue sin tenerlo claro! Y esto es un problema, ya que surgen miedos que finalmente pueden conducirles a tomar malas decisiones”

Hasta aquí el resumen de la clase que di en 2º Bachillerato para introducir la Química Orgánica. Yo creo que os puede interesar a todos, pero si eres profesor y te interesa usarla, que sepas que yo creo que lo suyo es “gastar” una hora (en realidad un poco más, aunque se puede hacer mucho más rápido, todo depende de lo que os guste enrollaros, jajaja…). En este post voy a explicar más o menos que es lo que hice realmente aquel día.

Los objetivos de la sesión fueron varios:
- Una introducción a la isomería y a la reactividad de las moléculas de la química orgánica que les haga intuir la complejidad de la reactividad orgánica, el metabolismo y la composición química de los seres vivos.
- Que entiendan que estamos sesgados por visiones místicas y antropocentristas de la naturaleza y qué también algunos están sesgados por creer que nuestra tecnología nos hace todopoderosos.
- Que entiendan que la incultura química puede hacer que tomes malas decisiones y que la solución a esa incultura pasa por buscar evidencias.
- Y que sean conscientes de lo mal que muchas veces comunican noticias de corte científico los periódicos, las radios y las televisiones.

Os resumo lo que dije en cada diapositiva (tenéis la presentación completa al final del post)

1) Arriba están todos los contenidos de Química Orgánica de la programación de la Región de Murcia.
Pero la formulación ya se la saben, ya han hecho trabajos de algunos de ellos… Resumiendo. Lo que me falta por explicar son esos pocos contenidos que salen resaltados abajo.
En la pizarra hice una introducción rápida sobre isomería y reacciones orgánicas (unos 10 minutos)

2) Wöhler o la mística del antropocentrismo.
Me ha parecido adecuado hablarles del origen de la Química Orgánica, pero se me ha ocurrido mezclarlo con Galileo, el antropocentrismo y la mística. Me explico.
Galileo puso al Sol en el centro del Universo, eso le generó muchos problemas. La gente y su antropocentrismo se opusieron, pero al final se tuvieron que rendir a la evidencia.
Wöhler sintetizó el primer compuesto orgánico típico de los seres vivos en un laboratorio. Demostró que las moléculas de la vida no tenían una “energía vital” procedente de los seres vivos que las fabricaban. La gente y su visión mística se opusieron y, aunque han pasado cerca de 200 años, todavía la gente cree que los productos procedentes de la naturaleza son distintos de los sintetizados en el laboratorio. Además, para más cachondeo, se mezcla con otro sesgo, el antropocentrismo; no solo piensan que lo sintético es distinto de lo natural, sino que también piensan que la naturaleza crea cosas para nosotros y que por eso es más sano "lo natural" que lo artificial.
No viene mal recordarles que, tan peligroso como estos dos sesgos, unidos en “lo natural es más sano”, lo es también el sesgo “la tecnología nos hace todopoderosos”. Lo digo porque tampoco podemos pensar que lo sintético es mejor que lo natural, o que podemos arreglar cualquier problema que generemos.
La conclusión que quería que alcanzaran es que uno debe de ser razonablemente crítico, que sus análisis se tienen que basar en las evidencias (datos), que se tienen que asesorar escuchando a los expertos (pero que los analicen porque pueden estar comprados y/o sesgados, que no se nos olvide que ellos también son seres humanos y tienen virtudes y miserias), y por último, que intenten dejarse llevar lo menos posible por sus propios sesgos (cosa difícil ya que todos nos dejamos arrastrar por ellos sin darnos cuenta).
Una vez tratados estos temas (unos 15 minutos) pasamos a la siguiente diapositiva.

3) Una manzana es una manzana, pero sus compuestos son los que son, y hay muchos más de los que en la infografía están escritos (muchos de ellos ni los conocemos)
El metabolismo de cualquier ser vivo genera infinitas reacciones, con sus infinitos reactivos y productos y además todo eso en procesos encadenados. Pero ninguna de esas sustancias químicas están ahí para nosotros, son el producto de la evolución, si están ahí es porque le fueron útiles a la manzana. Tendrá moléculas que nos sentarán mal (alergias o intolerancias por ejemplo) y tendrá moléculas que nos sentarán bien. De hecho una manzana como esa tendrá mas beneficios que perjuicios, debido a que ha estado sometida a la selección artificial, una manipulación genética que hemos realizado los seres humanos, quedándonos con las que nos iban mejor y desechando las que nos generaban problemas.
Yo creo que a esta diapositiva hay que dedicarle unos 2 o 3 minutos (aunque a mí se me fue mucho más tiempo)

4) Y no solo es complejo el metabolismo, pensemos en la química de la cocina. Millones de compuestos químicos que alteramos mediante el cocinado, apareciendo así otros tantos millones de compuestos nuevos.
Y algunos serán buenos y otros serán malos. Pero la realidad es que cocinar nos generó más beneficios que perjuicios: mataban microorganismos patógenos, hacían más digeribles determinados alimentos… Pero no nos engañemos, también destruyen moléculas que nos pueden ser útiles (por ejemplo la temperatura destruye muchas vitaminas) y también genera muchas sustancias con posibles efectos adversos.
No creo que haya que dedicarle más de 2 o 3 minutos pero lo que si que se puede hacer es preguntarles ¿alguno recuerda que en las últimas semanas se habló bastante de estas cosas en los telediarios? La respuesta seguramente será que no lo recuerdan.

5) Y es el momento del vídeo (unos 3 minutos). En él se habla de la famosa reacción de Maillard para generar sustancias químicas con propiedades organolépticas agradables (olores y sabores que hacen más apetecible la comida). También se habla del cocinado a temperaturas controladas para generar o mantener unas u otras sustancias químicas.
Se le habla un poco de @ScientiaJMLN y de su blog (https://scientiablog.com/) y volvemos a preguntar ¿no os suena que se habló de esta reacción en los medios de comunicación últimamente?

6) Y llega el momento de ver lo compleja que es la reactividad orgánica, y de observar los distintos tipos de reacciones en un ejemplo real, y de visualizar distintos tipos de isomerías… es el momento de explicar cosas de esta infografía dedicada a la reacción de Maillard.
Esto es química orgánica en estado puro. Yo le dedicaría unos 10 minutos, más o menos es el tiempo que le dediqué yo.
Y se les vuelve a preguntar ¿no os acordáis de la reacción de Maillard en los medios de comunicación?

7) 1 minuto. Poco más hay que dedicarle a esta diapositiva.
Es un resumen de la anterior. Pero esta diapositiva sin haber visto antes la anterior, para mi gusto, se quedaría coja. Así se lo dije a @DaniEPAP cuando publicó un post sobre… ¡esperad! Leed unos párrafos más y se desvelará que es lo que publicó Dani. De hecho ese post fue el detonante, de una forma u otra, de esta presentación.

8) 1 minuto. Poco más. Se les dice que esta infografía es una mezcla de informaciones previas contextualizadas en el café (compuesto químicos en el café y reacción de Maillard en el café)
Y se les vuelve a preguntar ¿de verdad que nadie recuerda que se habló hace unas semanas de la reacción de Maillard en los telediarios.
Además nos sirve para darles la dirección web de http://www.compoundchem.com/ donde pueden encontrar multitud de infografías sobre química

9) 10) y 11) Se les habla del post “¿Café solo? ¿Cortado? No, con acrilamida” (https://www.esepuntoazulpalido.com/2018/03/cafe-solo-cortado-no-con-acrilamida.html) de @DaniEPAP
La acrilamida se forma como producto en la reacción de Maillard cuando tenemos como reactivo almidón. Y está confirmado que la acrilamida aumenta el riesgo a desarrollar determinados cánceres. Pero la cuestión es ¿qué cantidad de acrilamida hay que consumir? Y la respuesta es, la cantidad presente en el café es tan baja que no se sustenta el miedo a consumir café (por ejemplo, si se consume de manera habitual y en cantidades generosas café sería es más peligrosa la dependencia que provocaría que el riesgo a tener cáncer).
Con unos 4 minutos basta para las tres. En realidad son tres diapositivas para ver si algún alumno, con estas pistas tan contundentes, finalmente se acuerda de la noticia del café y los Starbucks. Si ninguno se acuerda es el momento de decirlo.

12) Pero expliquemos bien claro el problema de no hablar de la cantidad.
Lo primero es mirar esta gráfica, y dejarles claro que el café no es, ni mucho menos, él que más acrilamida lleva.
1 minuto, con un minuto sobra para que se cuestionen el enfoque informativo que dan los medios de comunicación a estas noticias.

13) Pero ya puestos a hablar de cáncer ¿por qué no se habla de la relación clara que existe entre el cáncer y el alcohol?
Esta gráfica deja muy claro por qué debería de preocuparnos más el alcohol: el alcohol no está tan lejos del tabaco. El resto de factores son casi residuales en % globales frente a esos dos.
Y entonces a los alumnos les surge la pregunta ¿por qué se habla tan poco sobre esto?
1 minuto, poco más.

14) Y ¿por qué la tomaron con Starbucks? Bueno las cosas de las leyes también tienen su miga. Pero los medios de comunicación deberían de haber informado que lo relevante era el café tostado, que lo de los Starbucks es porque ¡siempre alguien tiene que pagar el pato!
1 minutico más.

15) Y rematamos con esta diapositiva, como conclusión me parece adecuada. Además, aprovechamos para poner una dirección donde pueden consultar propiedades, utilidades… de muchísimas sustancias químicas: https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/





Podéis descargaros la presentación pinchando aquí