miércoles, 23 de abril de 2014

¡Qué viene el lobo!



-        Hijo, ¿te han contado el cuento “¡qué viene el lobo!, ¡qué viene el lobo!...”?

-        Sí, papá

-        Pues yo estoy pensando escribir un cuento con ese título.
¿Quieres que te lo cuente?


-        Vaaaaaaaaale

Así, merendando en el parque, fui contándole lo que pensaba escribir.
La verdad, no lo entendió. Cuando iba por la mitad dejé de contárselo y le enseñé uno de los mejores juegos de mi infancia “las carreras de chapas”

Pero, ¡a cabezón no me gana nadie! Aquí tenéis ¡Qué viene el lobo! Espero que lo disfrutéis.

-         Hijo, en este cuento salen dos amigos. Ninguno de los dos son genios. Son como tú y como yo, personas corrientes. Además, tienen otra cosa en común ¡les gusta aprender cosas! En esto si que se diferencian de otras personas.

-         Pues entonces, ¿se llevarán muy bien? Decidirán aprender sobre una cosa y se pondrán a investigar.

-         Sí, si que se llevan muy bien. Pero hay un problema, los libros que leen, las noticias que consultan, los programas de televisión que ven… suelen decir justo lo contrario. Cuando se juntan discuten, lo que uno dice es justo lo contrario de lo que dice el otro.

-         Pero papá, ¿cómo va a ser eso posible? Si algo se sabe, ¡se sabe! Y por lo tanto ¡todas las noticias deben de decir lo mismo!

-         ¡Ay hijo mío!, las cosas no son tan fáciles. Hay mucha gente interesada en mentir, exagerar, manipular... pero vamos a dejarlo, eso da para escribir no uno, sino muchos cuentos.

El caso es que uno de los amigos consultaba de vez en cuando los blogs (y blogroll asociados) de una lista de bloggers de Ciencia que le había pasado su hijo (se la había dado el profe de Ciencias, jejeje…) y el otro revistas como Discovery DSalud, programas como Cuarto Milenio y noticias que corrían por facebook, whatsApp y e-mails.

El que veía Cuarto Milenio (llamémosle Iker, por ponerle un nombre al azar) aparecía cada día con una novedad que demostraba la conspiración mundial existente para tenernos sometidos económicamente a las multinacionales. El otro (le llamaremos Sagan, por ejemplo) también creía que el capitalismo salvaje estaba sustentado por mentiras y por falsas necesidades, pero no pensaba que los razonamientos basados en la fe fueran a solucionar alguna cosa.
Por un lado, Sagan buscaba evidencias y creía en la Ciencia.
Por el otro, Iker creía en su capacidad de juicio infinita sobre aquello que leía, veía y oía apoyándose para detectar si una noticia era cierta en sus sentimientos, percepciones e intuiciones. Sagan también usaba sus intuiciones, pero solo confiaba en ellas para el amor, para la satisfacción personal…


-         Papá, ¿pero cómo va alguien a pensar que puede comprender las cosas basándose en sus intuiciones? Si tú me has dicho y demostrado que los sentidos (tacto, vista, oído, gusto y olfato) nos engañan en muchísimas ocasiones; también la maestra nos dijo lo siguiente “aunque penséis que alguien es vuestro amigo, si os trata mal ¡no lo es! Debéis controlar los sentimientos porque si os dejáis dominar por ellos pueden haceros tomar malas decisiones”.

-         Pues tiene toda la razón tu maestra, pero muchísima gente no piensa como ella. Son muchos los que confunden sus sueños, razonamientos, percepciones, sentimientos… con la realidad.
Pero, ¡centrémonos! Recuerda que los dos amigos siempre andaban discutiendo, y por lo tanto, todos los días surgía alguna discusión.


Un día llegaba Iker afirmando que se podía curar la miopía, y hasta alimentarse (porque las células se vuelven fotovoltaicas) mirando directamente al Sol; según él los médicos lo saben, pero se lo callan para que las ópticas nos saquen el dinero y para tenernos sometidos a la esclavitud de tener que comer todos los días.
Sagan lo miraba y le decía “las ópticas quieren sacarnos los eurillos, pero me niego a creer que todos los médicos y ópticos sean corruptos; además, desde un punto de vista científico, eso de mirar directamente al Sol es una tontería”


Al día siguiente llegaba con que se le podía sacar toda la sangre a un cuerpo y sustituirla por agua del mar.
Sagan, incrédulo ante esta afirmación, dijo “los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas… ¡no te das cuenta de la tontería que estás diciendo!”.


-         Papi, no lo entiendo. Me estás diciendo que Iker afirma que mirar al Sol te cura o que podemos cambiarnos la sangre por agua del mar.

-         Sí hijo, sí.

-         Pero si tú no me dejas mirar directamente al Sol en los eclipses, pero si yo he visto “Érase una vez la vida” y en la sangre hay multitud de cosas, pero… Cuéntame más cosas papá, cuéntame.

-         No hijo, este cuento no es para explicarte todas esas cosas, este cuento es mucho más interesante que todo eso. Este cuento es para que aprendas un par de lecciones mucho más importantes.

Y un día Íker llegó diciendo que la contaminación estaba provocando un cambio climático a nivel mundial.
Y Sagan pensó que ya estaba Iker con sus tonterías de siempre. Pero como sobre el cambio climático Sagan no había leído nada, no le llevó la contraria.
Unas semanas después se enteró que había una charla sobre el cambio climático con el sugerente título “No solo es verdad sino que, además, es cierto”. La charla la daría uno de esos divulgadores que salían en su lista, un tal @TxemaCG. Decidió ir a oírle.

En esa charla se enteró que muchos indicadores reflejaban el cambio climático. También se entero que el 97% de las publicaciones de climatólogos avalan la tesis de que, en cierto grado, el ser humano es responsable de ello. A Sagan, una de las cosas que más le gustó fue la frase “los modelos matemáticos funcionan”:

-        
Papi, ¡esta vez Iker si que tenía razón!

-         Sí, esta vez sí que tenía razón. Pero Sagan al principio no le creyó. El caso es que “el buscador de las evidencias científicas” se había dejado influir por sus sentimientos hacía su amigo y había pensado que eran nuevamente tonterías.

-         ¿Y?

-         A Sagan eso le hizo pensar.

Se hizo la pregunta ¿quién sale ganando con tanta chorrada? Se planteó que quizás algunos sinvergüenzas lo que hacen es convencer a los crédulos y así les pueden sacar el dinero (o, a su vez, sacarle el dinero a las gobiernos en forma de subvenciones).
También pensó que salían ganando aquellos que eran criticados, las grandes multinacionales. Con tanta excentricidad y tanta pelea entre científicos y crédulos no se podían juntar los unos con los otros y acabar con aquellas cosas que de verdad están haciéndonos daño (publicidad engañosa, ocultación de datos…).

Pero sobre todo se dio cuente de lo importante que es la credibilidad. Sagan se planteó que si decía tonterías pensarían de él lo mismo que él pensaba de su amigo.

-         Papá, creo que si que entiendo el final del cuento: no digas tonterías porque nadie te creerá cuando digas algo que no lo sea; y ten cuidado con creerte tonterías, porque alguien te las dice para sacar provecho de ello.

-         ¡Eso es hijo mío! Lo has entendido perfectamente.

-         Pero papá. ¿no entiendo el nombre del cuento? No debería de ser: “¡mira lo que he leído! ¡mira lo que he leído!...”

-         Quizá tengas razón, quizá tengas razón.

Nota final:

Me ha costado mucho. Creo que lo he redactado como unas tres veces y toda la Semana Santa he estado dándole vueltas en la cabeza.

Al principio estaba escrito para echarnos unas risas, pero ese no era el objetivo que yo perseguía y por eso lo modifiqué.
En el segundo borrador coloqué muchos más ejemplos de cosas que yo considero chorradas, ejemplos reales que me han pasado (de los anteriores solo tengo constancia de oídas). Todos sabéis a que ejemplos me puedo estar refiriendo.
Después los quité. ¿Por qué lo hice? Porque no quiero que se discuta sobre ellos. He pensado que lo más importante es la moraleja.
Resumiendo, ¡qué me enrollo!
He intentado ser respetuoso y si alguien comenta espero que también lo sea.
No pienso debatir sobre aquellos temas que considero tonterías, otra vez será; si alguno quiere información sobre algún tema pseudocientífico que vaya a esa lista de bloggers (y que también que explore sus blogroll).
Un saludo a todos, tanto a los creyentes en las pseudociencias como aquellos que buscan las evidencias científicas.

martes, 25 de febrero de 2014

Un cuento para explicar la mångata

Me apetecía escribir algún cuento más sobre Ubuntu. Este blog empezó con un primer post sobre este personaje que me inventé (en el texto del cuento enlazo a ese primer cuento).

Una cosilla, antes de que lo leáis. La esperanza de vida en tiempos prehistóricos era muy baja, a los 14-15 años ya se les considerara adultos.

Y ahora el cuento, espero que os guste.

Teliat explica la mångata.

Ubuntu, a sus 17 años, era el chamán de su tribu.

Su pareja era Teliat, de 16 años, a diferencia de él ella era una chica de piel blanca. La conoció cuando Teliat tenía 10 años; ella venía de una tribu del norte que se fusionó con la tribu de Ubuntu. Los de la tribu del norte habían perdido muchos miembros en la última glaciación; los de la tribu del sur habían perdido muchos por una extraña enfermedad. Ambas tribus se fusionaron para poder sobrevivir.

Era de noche, la tribu estaba en una orilla de la costa este de su territorio, habían ido a pescar. Ubuntu y Teliat estaban esperando que la Luna apareciera por el horizonte. Dos días antes había sido Luna Llena y ambos tenían la esperanza de que el camino de la luz y la oscuridad iluminada se formara para ellos.

Muchas noches al cerrar sus ojos recuerdan la primera noche que se formó el camino de la luz para ellos. Recuerda aquella noche de pasión y el sexo compartido en la oscuridad iluminada. Fue cuando Teliat tenía 14 años.

Ubuntu sabía que ella era muy inteligente, pero esa noche se enamoró definitivamente de Teliat. Acababa de salir la Luna de debajo del mar y Teliat paseaba por la playa. Al poco se acerco a él y le dijo que la Luna la estaba iluminando en su paseo. Él la miro y le dijo: Teliat, la Luna no te está iluminando a ti, está iluminando a la tribu mientras celebramos la fiesta. Ella lo miró y le dijo: fíjate en mí mientras paseo, yo no miento.

Teliat se separó del grupo y, una vez distanciada, lo miró. Ubuntu la veía, pero no la veía iluminada, la veía en la penumbra. Ella se sentó y lo llamó, y por no contrariarla él se acercó para decirle que estaba equivocada. Pero conforme se acercaba la cara de Ubuntu se fue transformando, el paternalismo se transformó en una franca sonrisa de sorpresa. Era cierto, conforme andaba hacia ella la Luna le iluminaba a él en su recorrido. Llegó, se sentó a su lado y se quedó pensando un rato.

- Ubuntu –dijo ella al poco tiempo-, mi madre me dijo que esto ocurría, pero que eran pocos los que se habían dado cuenta. Ella la llamaba mångata. Es la estela de luz que se forma en el agua. Ocurre cuando la Luna está sobre el horizonte y los mejores días para observar el fenómeno son un día o dos después de la Luna Llena.

Ubuntu la miró e hizo un gesto para que continuara. Conforme la escuchaba, su forma de mirarla iba cambiando; le miraba su blanca cara, le miraba sus brazos, su torso y sus senos iluminados por la Luna solo para él. Se daba cuenta de que ninguno de los de la tribu observaba tan bello espectáculo; ellos solo veían penumbra. Ella también se estaba dando cuenta del efecto que estaba provocando en él.

- Mi madre me dijo que no se puede ver unos días antes de la Luna Llena porque cuando el Sol se esconde la Luna ya estaba demasiado por encima del horizonte; tampoco se puede ver varios días después de la Luna Llena ya que no estaría lo suficientemente llena como para formarse una buena “mångata”.

Él la miraba y la escuchaba. Él se estaba enamorando de su inteligencia y de su belleza. Ella sonreía, coqueteaba y continuaba explicando.

- Lo que ocurre es que la Luna siembra de luz todas las direcciones, pero nosotros solo vemos aquellos rayos que vienen en línea recta hacia nosotros.

Teliat cogió un palo e hizo un dibujo sobre la arena parecido a este


Ubuntu la escuchaba, la miraba y la deseaba. Ubuntu también recordaba aquella noche que él habló con su propia madre sobre las estrellas y lo mucho que aprendió escuchándola. A Ubuntu le parecía increíble que Teliat también hubiera escuchado/aprendido tanto de su madre.

Ubuntu la besó, ella le correspondió. Ubuntu empezó a acariciarla pero ella se separó de él y le dijo que no quería que la tribu los viera, aunque fuera en la penumbra.

Permanecieron sentados y callados durante un tiempo; pasado ese tiempo Ubuntu habló.

- Teliat, creo que los ojos ven mejor o peor una cosa según la cantidad de luz total que reciben. Aquí nos ven en penumbra porque al mirar hacia aquí no reciben directamente mucha luz sobre sus ojos. Teliat, mira hacia la Luna, fuera del camino de luz el agua se ve en la más absoluta oscuridad, no en penumbra como vemos si miramos hacia la tribu. El agua está en la más absoluta oscuridad porque el ojo recibe demasiada luz de la Luna. Mira este dibujo:


Teliat miró hacia el agua y se dio cuenta de que Ubuntu tenía razón. El deseo crecía entre ambos cuando fueron conscientes de que tenían una “oscuridad”. El calor era sofocante y el agua estaba a una temperatura deliciosa.

Se metieron en el agua, y al mirar hacia la costa veían que toda la playa estaba iluminada, veían perfectamente a la tribu porque la costa reflejaba en todas direcciones parte de la luz con la que la Luna iluminaba. Pero el agua actuaba de otra manera, como estaba calmada, el reflejo de la luz era prácticamente perfecto y no se dispersaba en todas direcciones. Estaban en la más completa oscuridad para la tribu, pero esa oscuridad estaba iluminada para ellos por la Luna.

Ubuntu y Teliat hicieron el amor una y otra vez en el agua. Esa noche, cuando, exhaustos, salieron del agua y se fueron con la tribu poco hubo que decir. La tribu los vio aparecer del agua como por arte de magia, Ubuntu era el chamán de la tribu y Teliat esa noche se había convertido en su pareja.

Y desde aquella noche mágica, cada vez que la mångata se formaba para ellos, la tribu los veía desaparecer en el agua. Ellos volvían a hacer el amor, pero sobre todo recordaban aquella primera vez que la oscuridad era iluminada para ellos por la Luna.

FIN

Espero que os haya gustado. No puedo evitar poner lo que dije en “Los de Ciencias también sabemos apreciar la belleza de las cosas”: si sabes de Ciencia puedes disfrutar de la Naturaleza (y de su belleza) mucho más.

Otras cosillas.

Le conté lo del camino de la luz a David Bañón para ver si podía comprobar si se formaba (y si podía fotografiarlo); agradezco que lo haya intentado aunque no haya podido ser, los últimos meses han coincidido nubes y luna llena. De todas formas su contribución al “cuento” ha sido fundamental, él me aviso que viera el siguiente tweet:

¿Y por qué no me he esperado a tener las fotos? Porque quería presentarlo al #49 @CarnavalFisica que se aloja en el blog El Zombi de Schrödinger de @cuantozombi

Y ya puestos también lo he presentado al IX @CarnavalHumanid que se aloja en el blog Ciencia y alguna otra cosa de @Diplotaxis


viernes, 21 de febrero de 2014

¡Debemos enseñar la existencia de los sesgos cognitivos!

El 28 de diciembre publiqué Educar en el Pensamiento Crítico dentro del Método Científico (si no lo has leído puede ser que te interese). En ese post, el primer comentario (de Miguel Aballe) decía sabiamente:

Lo más sencillo es educar enseñando a medir las cosas (como en tu ejemplo de las flechas). La ventaja es que puede hacerse tan sencillo o complicado como se quiera, y a cualquier nivel de educación. Yo uso como mantra la frase "no discutas la medida de lo que puedas medir".

Yo le contesté que tenía toda la razón. También le dije que este año iba a ir introduciendo en mis clases diversas tareas para explicitar sesgos cognitivos, basando dichas actividades en la medición. La primera que he realizado ha sido ¿Afecta la luna llena al número de nacimiento? y es lo que voy a explicar hoy.

Comienzo por la conclusión alcanzada: “La luna llena no afecta al número de nacimientos”. Muchos de los que visitan este blog ya lo tenían claro, saben que diferentes estudios lo han comprobado. De todas formas, por si a alguien le interesa, la gráfica que nos salió a nosotros fue:


Si alguien quiere ver otros estudios, en el siguiente enlace se citan muchos http://www.el-esceptico.org/leer.php?id=573&autor=247&tema=21

Pero, ¿por qué creo que debo de hacer este post si los resultados son tan previsibles? Porque en realidad lo importante no fueron los resultados de la actividad, lo importante es por qué se hace (así comprenderéis porque yo creo que es útil este post) y cómo se hace (así lo mismo os animáis a hacer lo mismo).

Con respecto a por qué se hace. Una actividad como esta se hace fundamentalmente por dos razones. Por un lado los alumnos al trabajar en este tipo de proyectos se motivan y aprenden muchas herramientas, por otro lado hacemos hincapié en un objetivo que cada vez veo más trascendental para el desarrollo intelectual integral: “el alumnado debe de conocer la existencia de los sesgos cognitivos y debe de gestionarlos adecuadamente en su análisis de la realidad”

A todos los seres humanos nos es muy difícil aprender una cosa que contradice algo que pensamos previamente. Creer que lo que uno piensa es cierto es uno de los sesgos cognitivos más potentes que hay, de manera involuntaria “cogerás” los datos que corroboran tus tesis y no prestarás atención a los que la contradicen.

Si no somos conscientes de ello pensaremos que podemos tomar decisiones basándonos en nuestras percepciones, y estaremos cometiendo un error porque nos guste o no el único método eficaz para minimizar los errores es el método científico (la medición), la Ciencia es diferente

Creo que si interiorizáramos que tenemos sesgos cognitivos podríamos, en un debate, darnos cuenta de que a lo mejor estamos equivocados. En una conversación no solo tendremos que estar atentos a las posibles falacias que nos digan, también tendremos que estar atentos a nuestros sesgos cognitivos porque puede ser que nos estén impidiendo ver la realidad más allá de nuestras narices. Algo de esto creo que le pasa a los que se denominan escépticos de los escépticos, a las personas que se autoproclaman críticas porque “sienten” que tienen razón, a los que les basta con “a mi me funciona”… Las personas no nos damos cuenta de que los “sentidos” nos engañan y de que la “cabeza” nos miente en muchísimas ocasiones. Son los benditos/malditos sesgos cognitivos.

Hace unas semanas por Twitter vi un tweet de @javierarmentia donde enlazaba a un debate televisivo donde participó. Recomiendo que lo veáis y que observéis como una persona se considera escéptica y lo justifica porque hace caso de sus valoraciones subjetivas


Por cosas como esta creo que es básico que se le dé más importancia a los sesgos cognitivos en el Sistema Educativo. Se pueden incorporar como contenido en la descripción del Sistema Nervioso (tal y como propone @estapillao en “enredando en el cerebro”), en Filosofía y Ética cuando se hable de la Realidad y del Pensamiento Crítico, en las Asignaturas Científicas cuando se hable del Método Científico, en Ciencias Sociales e Historia cuando se nombren acontecimientos marcados por una mala apreciación personal, en Música y Dibujo para que se vea como se juega con la percepción… Vamos, que creo que es un contenido fundamental y que también creo que se puede tratar en todas las asignaturas.

Con respecto a cómo se hace esta actividad. Es bastante fácil. Yo creo que la actividad la pensé hace unos 6 años (quizás menos pero yo creo que sería por aquella época) Fue cuando tuve conocimiento de una actividad parecida (por no decir igual) que había colgada en la web de la ARP-SAPC (@escepticos), probablemente sería esta http://www.escepticos.es/webanterior/docentes/luna.html de Carlos Xabier, pero no puedo garantizarlo porque hace mucho tiempo.

Lo que yo he hecho ha sido mandar grupos de 2 o 3 alumnos de 3º de la ESO a las clases de los de 1º ESO. Previamente había hablado con los profes que había en el aula y evaluaron su comportamiento con la siguiente tabla:
NOMBRE:
El alumno/a ha entrado pidiendo permiso

El alumno/a ha hablado en el tono adecuado a sus compañeros (no chilla)

El alumno/a ha actuado con modales adecuado (no corre, no salta…)

El alumno/a ha hecho caso al profesor responsable del aula

El alumno/a se ha despedido adecuadamente al salir (da las gracias…)


Los alumnos preguntaron la fecha de nacimiento (no tardaron/interrumpieron más de 10 minutos). Luego mirando la web http://el-tiempo.com/calendario-lunar/enero-2000/ y fueron relacionando fecha de nacimiento con días que habían pasado de la luna llena (unos 50 minutos todos juntos)

Rellenaron una ficha (que podéis ver aquí) y yo evalué su limpieza y su grado de desarrollo. Al final se obtuvo una gráfica de toda la clase uniendo todos los datos.

Por último quizás os interese saber que los alumnos se lo pasaron francamente bien y que probablemente explicarán en las clases de 1º de la ESO las conclusiones del estudio y  por qué se ha desarrollado (para que los "primerillos" entiendan que es un poderoso enemigo/amigo el sesgo cognitivo)

NOTA. El sesgo cognitivo no es algo malo ni bueno, es algo que está ahí. En ocasiones nos es beneficioso que actúe porque puede hacernos más felices (puede hacernos ver/recordar solo cosas bellas, puede hacernos creernos que somos/estamos mejor de lo que realmente estamos…), puede salvarnos la vida (porque intuitivamente nos pone alerta cuando vemos determinadas señales y tomamos decisiones sin todos los datos)… pero también puede llevarnos a cometer errores de bulto si no lo controlamos.


PDT. Un saludo a todos, y si pensáis que es importante que se explique el sesgo cognitivo, ruego que lo difundáis en la medida de vuestras posibilidades.

viernes, 24 de enero de 2014

¿Autobombo? ¡No! evaluación externa. Así viví mi primera entrevista radiofónica

El 23 de enero me hicieron una entrevista de unos 5 minutos para la radio, era para que explicara el proyecto “Tertulias literarias de Ciencia (#TertuliasCiencia)”. Se emitió en el programa Kítaro, de Onda Regional de Murcia, el 25 de enero. Lo primero agradecer a @Mariajo_Moreno el interés mostrado por el proyecto y la oportunidad de darlo a conocer en un “programa dedicado a la divulgación científica”.

Y ahora al tajo. Algunos pensarán ¡qué seguridad en si mismo! Es la primera vez que le entrevistan y ya se está haciendo #autobombo. Pues no señores, no estoy nada de seguro de lo que hice. Me explico.

Yo se que muchas personas consideran que enfrentarse a 36 alumnos de 13 años para darles clase es algo complicado. Yo no lo veo así, es mi trabajo, no lo veo difícil. La verdad es que lo que yo veo complejo es que alguno de esos alumnos sea capaz de concentrarse en esas condiciones de masificación hormonal adolescente, atender a lo que yo pueda estar explicando y no despistarse con las distracciones típicas de la edad. Y hay muchos que lo consiguen, ¡estos chicos no dejan de sorprenderme!

Por otro lado también se que mucha gente piensa que como estás acostumbrado a dar clase, estás acostumbrado a hablar en público. ¡Pues no! La verdad es que cuando tengo que hablar en público (fuera de mis clases) me pongo nervioso y digo cosas que puede ser que no piense. También me ocurre que no las explico correctamente.

Y ya que estoy con estos temas, voy a hacer un pequeño inciso para hablar de uno de los momentos más traumáticos/positivos que he vivido como docente. Traumático porque tarde varios días en asimilar lo que había presenciado, algo que tres años después todavía me revuelve las tripas cuando lo recuerdo. Positivo porque decidí que, costara lo que me costara, tenía que conseguir saber reaccionar ante tales situaciones, tenía que conseguir reaccionar, contraatacar, vencer…
Pero, ¿qué ocurrió? Pues observe como un político, jaleado por padres furiosos, humillaba al colectivo docente. En aquella reunión, los profesores/maestros que se atrevieron a hablar, no pudieron desmontar a un profesional de las falacias y a unos padres claramente sesgados por sus pensamientos políticos (eran afines a ese político) y sociales (pensaban que todo lo Público está lleno de funcionarios gandules). Yo no hablé, pero no me considero un cobarde por ello. No le vi ningún sentido, sabía que no podía ganar.
Tres años después, cuando se ha desmostado que la gran mayoría de lo que decíamos se ha cumplido (y, si seguimos así,  lo que todavía no se ha cumplido se cumplirá), me sigue doliendo recordar todo esto. Pero aquellos días decidí que tenía que intentar aprender a hablar en público sin meter la pata, creo que todavía no lo he conseguido. Pero no tengo prisa, no me pienso morir hasta dentro de mucho tiempo.

Pues eso, que lo de hablar en público no es lo mió (dicho sea de paso tampoco escribir, tampoco tengo ni idea de inglés… pero todo se solucionará, soy joven y por ello inexperto) perdón, ¡qué me despisto! Voy a proponerles, a aquellos que les apetezca, que me evalúen la entrevista. Voy a escribir las ideas fundamentales que quería transmitir y ustedes me dirán en que grado las he desarrollado: ¡gracias a ustedes podré saber si voy progresando adecuadamente o si tengo que hacer actividades de recuperación!

· Con respecto a cómo nació el proyecto quería dejar claro que, aunque inicialmente lo hubiera pensado yo, fue Dolores la que lo redefinió como un proyecto abierto para la web 2.0 (yo lo había pensado para desarrollarlo de manera “privada”, aunque se pudiera ver en público).

· Con respecto al funcionamiento quería dejar claro que son los que resumen cada uno de los capítulos, y los que más tarde comentan, los realmente responsables de que el proyecto funcione, sin ellos no sería posible. Como he dicho en alguna ocasión SON GRANDES

· Con respecto a los objetivos que perseguimos quería decir tres cosas. La primera que disfrutamos, ¡que son un poco más científicos nuestros fines de semana gracias a #TertuliasCiencia! La segunda que nos sirve para aprender y para clarificar nuestras ideas ¡organizarlas y formarnos un criterio sobre ellas! Y la tercera que creemos que la Ciencia es importante y que con proyectos como este queremos acercar la Ciencia a más gente.

· Lo último que pretendía era no meter la pata. Aquellos que me conocen saben que soy muy dado a las exageraciones y hay una en especial que tengo que cuidar mucho. Me refiero a lo siguiente. Lo que más me hace disfrutar es la gente, después está la Ciencia y, a mucha distancia, el resto de las cosas. Pero que yo lo consideré así no me da derecho a decir frases como las que algunas veces digo, por ejemplo “la ciencia es lo único importante”, cosa que obviamente no pienso pero que muchas veces digo. Como me conozco intenté en la entrevista no hacer este tipo de exageraciones.

Lo dicho, si les apetece escuchen el podcast (#TertuliasCiencia sale a partir del minuto 35) y contesten el cuestionario, yo colgaré dentro de algunos días mis impresiones en los comentarios.

PODCAST


CUESTIONARIO 

Ah! Repito: gracias a @Mariajo_Moreno y a @KitaroORM por darnos la oportunidad de dar a conocer nuestro proyecto “Tertulias literarias de Ciencia (#TertuliasCiencia)


domingo, 5 de enero de 2014

Los de "Ciencias" también sabemos apreciar la belleza de las cosas


No se si os interesará, pero a mí la foto me parece preciosa.

El caso es que siempre he pensado que si entiendes de Ciencia no solo disfrutas la belleza de lo que encuentras, además la comprendes y puedes hasta incluso saber donde mirar para observarla.

Me explico, os voy a contar la impresionante sucesión de arcoíris que se formaban a unos 20 metros de mí, en la orilla de la Playa de los Genoveses.

Pero antes, y para que disfrutéis, os voy a poner un precioso texto sacado de “cartas a una joven matemática” de Ian Stewart (Editorial crítica):

Cuando veo un arco iris no sólo veo un arco multicolor y brillante que cruza el cielo. No sólo veo el efecto de las gotas de lluvia sobre la luz del sol, cuya luz blanca se descompone en sus colores constituyentes. Los arco iris siguen pareciéndome bellos y sugerentes, pero aprecio que hay más en un arco iris que la mera refracción de la luz. Los colores son, por decirlo así, una pista roja* (y azul y verde...). Lo que requiere explicación es la forma y el brillo. ¿Por qué el arco iris es un arco circular? ¿Por qué es tan brillante la luz del arco iris?
Quizás no hayas pensado en estas cosas. Sabes que un arco iris aparece cuando la luz del sol es refractada por minúsculas gotas de agua; la luz de cada color es desviada a un ángulo ligeramente diferente y, tras rebotar en la superficie interior de la gota, llega al ojo del observador desde una dirección distinta. Pero si eso es todo lo que hay en el arco iris, ¿por qué los miles de millones de rayos de diferentes colores procedentes de miles de millones de gotas no se solapan simplemente y se promedian?
La respuesta está en la geometría del arco. Cuando la luz rebota dentro de la gota, la forma esférica de la gota hace que la luz salga fuertemente concentrada en una dirección especial. Cada gota emite de hecho un cono de luz brillante o, más bien, cada color de la luz forma su propio cono, y el ángulo del cono es ligeramente diferente para cada color. Cuando miramos un arco iris, nuestros ojos sólo detectan los conos que proceden de gotas de lluvia que están alineadas en direcciones concretas, y para cada color dichas direcciones forman un círculo en el cielo. Así que vemos muchos rayos procedentes de esos círculos concéntricos, círculos distintos para cada color**.
El arco iris que ves tú y el arco iris que veo yo están creados por gotas de lluvia diferentes. Nuestros ojos están en lugares diferentes, de modo que detectan conos diferentes, producidos por gotas diferentes.
Los arco iris son personales.
  • * N. del t.: En inglés original dice <red herring>(literalmente arenque rojo) que significaría "pista falsa". El juego de palabras se pierde en la traducción.
  • ** Adaptación mía: He escrito "Así que vemos muchos rayos procedentes de esos círculos concéntricos, círculos distintos para cada color" y en el libro pone "Así que vemos muchos círculos concéntricos, uno por cada color"

Yo, cada vez que veo un arcoíris, me acuerdo de este texto. Sinceramente, me siento un privilegiado por disfrutar de la belleza del arcoíris de múltiples maneras.

Pero ¿es difícil entender cómo se forma el arcoíris? Pues no, entender como se forma un arcoíris es simple si conoces las leyes de la refracción, si sabes que la luz del Sol (la luz blanca) está compuesta por rayos de distinto color y que cada uno de esos rayos tiene un índice de refracción distinto. No es la intención de este post explicar ¿por qué se forma un arcoíris? pero si lo queréis saberlo pinchad aquí (entrada del blog “Mirando Musarañas”).

Yo a lo mío. Eran las 12:30, soplaba el viento hacia el mar en la playa de los Genoveses (Cabo de Gata -Almería-). Soplaba mucho, y las crestas de las olas que iban a romper en la playa eran “escupidas” hacia el interior del mar por el viento. Se observaban verdaderos penachos de pequeñas gotas lanzadas hacia atrás de la ola.

Era precioso ver el efecto del viento en la arena de las dunas de la playa (era ¡como sale en las películas cuando enfocan al suelo en los desiertos de arena!). Era precioso el efecto del viento en las sombras de las nubes que pasaban por nosotros (era ¡como si hubiera una grabación puesta a “cámara rápida” y se vieran periodos largos de tiempo en pocos segundos). Y era precioso el efecto del viento en las olas que rompían formando una película de gotas en el aíre detrás de ellas.

Y en ello estaba yo, disfrutando del espectáculo de la Naturaleza, cuando observé que, justo donde terminaban los penachos de gotas expulsadas por el viento de la cresta de la ola, se formaban pequeños arcoíris pegados al mar. Intenté fotografiarlos con el móvil (Galaxi Y) pero no logré una foto tan impresionante como la que he encontrado por Internet:

Bonita, eh!!!

Por la noche cuando llegué a mi casa busqué un par de datos por Internet y me puse a verificar los datos físicos de lo que había observado esa mañana. Sabiendo que el ángulo que forman los rayos en las gotas es de 40º-42º para que se forme el arcoíris, que el Sol siempre está a tu espalda cuando lo ves y que se puede considerar que los rayos llegan paralelos a ti y a la gota por la gran distancia que hay entre el Sol y la Tierra, he hecho un diagrama trigonométrico y he calculado que los arcoíris se formaban a unos 20 metros de mí. Aquí tienes el esquema:

Ya sabéis mi estatura aproximada, 1'8 m. Jajaja...

Puede que no sea correcta la medida de la sombra, también puede que no sea exacta la distancia a la que se formaban los arcoíris, podéis buscarle y encontrarle muchos defectos a todo lo que yo he escrito arriba, ¡pero yo he disfrutado muchísimo viéndolos por la mañana y razonándolos por la noche!

¿Qué pretendo con este post? Que os deis cuenta de que si sabéis ciencia se puede disfrutar mucho más de la Naturaleza. Además, ya sabéis donde tenéis que mirar si queréis ver una sucesión de arcoíris en un día que sopla el viento hacia el mar: ¡dejad el Sol a vuestra espalda y mirar a la orilla del mar donde rompen las olas, según vuestra estatura y según el tamaño de la sombra, debéis mirar más cerca o más lejos, porque los arcoíris pueden estar formándose en todos los penachos, pero el que vosotros veáis será único (y será vuestro)!

Por cierto, si quieres puedes volver a la foto inicial. En ella podrás ver las sombras de mis hijos (verás que están poco deformadas, luego considero que la aproximación de 45º es correcta), ver el penacho de agua expulsada hacia atrás a la altura del hombre que pasea (y está a unos 20 metros, más o menos) e intentar intuir el arcoíris donde se juntan esas gotitas con el mar (yo lo veo, pero ya sabemos todos que la mente es capaz de hacernos ver aquello que queremos ver)

Un saludo a todos.

Nota1: Yo he disfrutado con esa sucesión de arcoíris y con la trigonometría básica aplicada a ellos, pero se puede disfrutar de manera mucho más compleja: os aconsejo que le echéis un vistazo al post “La física de los arcoíris múltiples con gotas de agua no esféricas” de @emulenews

Nota2: Actualización importante unos días después.

Los de Ciencias no solo sabemos apreciar la belleza de las cosas, también deberíamos de intentar no ser necios -tercos-. Si alguien nos hace una buena sugerencia debemos de seguirla y más si esa sugerencia está basada en una buena propuesta. Me explico.

Dan -@Cuantosycuerdas- me ha puesto en los comentarios que, la XLVIII edición del @CarnavalFisica (organizada por Daniel -@Monzonete-), está dedicada a Newton. Dan también me recuerda un texto que podría encajar perfectamente en este post: "Destejiendo el arco iris" de Richard Dawkins (editorial Tusquets Editores). Y me lo recuerda porque Jose Antonio -@DivuLCC- ya nos habló de ese libro en #TertuliasCiencia (proyecto de lectura simultánea de libros de divulgación de Ciencia en el que participo).

Pues yo, ni corto ni perezoso, añado el siguiente párrafo a mi post original (prácticamente es un plagio del comentario de Dan, es que no tengo casi tiempo, jajaja...):

En "Destejiendo el arco iris", Dawkins parte de la recriminación que le hizo el poeta Keats a Newton cuando este destejió el arco iris, es decir explicó el fenómeno mediante el cual se forma un arco iris. El poeta "acusa" a Newton de haber privado de sentido poético al arco iris al haberlo reducido a una mera causa física. Dawkins en el libro le contesta que no solo no le ha quitado ni un ápice de poesía sino todo lo contrario, ha añadido una explicación física que ensalza aún más la belleza del arco iris. Puedes leer el poema de John Keats y algunos pasajes de ese libro (y así apreciar la belleza literaria de esas respuestas), en el comentario que hizo Jose Antonio en #TertuliasCiencia, para ello pincha aquí

Por cierto, como se puede observar en la dirección web del post, el título iba a ser otro "¿Quién dice que los "artistas" saben apreciar mejor la belleza?" El título lo deseché porque, desde mi punto de vista, no aportaría nada la posible discusión que se podía haber formado. Más que criticar a esos "Keats" que hay por el mundo, debemos de demostrar que los "Keats" están equivocados.


Nota3: Como no podía ser de otra manera, después de la actualización, este post participa (si no se opone el organizador del @CarnavalFisica, Daniel -@Monzonete-) en la XLVIII edición del Carnaval de Física que se aloja en La Aventura de la Ciencia

sábado, 28 de diciembre de 2013

Educar en el Pensamiento Crítico dentro del Método Científico

Si no me equivoco, los Objetivos Generales de la etapa de Educación Secundaria Obligatoria en la LOMCE no se ven alterados, ¡podremos pues intentar desarrollar en nuestros alumnos y alumnas la capacidad crítica e intentar enseñarles que no es lo mismo una fuente de información que otra (art.23e)!

Cargado de optimismo por esta noticia voy a deciros cómo he explicado el pensamiento crítico a mis alumnos de Ámbito Científico-Tecnológico (en 3º de la E.S.O.). Es de suponer que actividades parecidas se podrán seguir desarrollando pese a los cambios curriculares que se avecinan.

Empecemos por el principio, ¿por qué explicar el pensamiento crítico?

La realidad es que llevo mucho tiempo explicando el método científico y los alumnos aprenden los “pasos” y “conceptos”, pero no aprenden la esencia.
Después de mucho pensármelo, desde hace algunos años “cargo las tintas” en la idea de que el pensamiento científico es diferente porque, al contrario que las otras respuestas que genera el Ser Humano, la Ciencia tiene la capacidad de cambiar de paradigmas si nuevos experimentos le hacen rechazar lo creído hasta ese momento (lo expliqué más extensamente aquí).
Pero después de algunos años haciéndolo he detectado que los alumnos tampoco llegan a la esencia. Hablando con ellos me he dado cuenta de su nula capacidad para mostrarse críticos.

Este año he decidido dedicarle un par de sesiones al pensamiento crítico pero antes he tenido que determinar donde iba a centrar mis esfuerzos.
Yo, después de planteármelo mucho, y teniendo en cuenta el tiempo que le puedo dedicar y el nivel educativo en el que lo voy a desarrollar, me he decantado por explicar que son las falacias y que son los sesgos cognitivos. Aunque obviamente procuro no usar esas “palabrotas”.
Además, íntimamente unido con estos dos conceptos y con la idea de que la “Ciencia es diferente” intento inculcarles la importancia de ser críticos con las fuentes de información.

Pero, ¿por qué las falacias y los sesgos cognitivos?

Porque veo que la gran mayoría (tengamos o no estudios superiores) presumimos de ser críticos, pero en muchas ocasiones nos dejamos engañar por falsos argumentos (falacias) o interpretamos erróneamente la realidad por fiarnos de “lo que interpreta nuestra cabeza” (sesgos cognitivos).
Sobre falacias hay mucho, pero a nivel básico recomiendo leer algunos de los libros de Filosofía de 1º de bachillerato. Para ver la importancia de los sesgos cognitivos en este contexto os recomiendo ver la charlaEducar en el pensamiento crítico” de Helena Matute (sinceramente os aconsejo verla, buscad unos 30 minutos y sentaros a disfrutar, realmente merece la pena).

Por lo tanto, más que intentar enseñar que “la crítica es un proceso mediante el cual se usa el conocimiento y la inteligencia para llegar, de forma efectiva, a la posición más razonable y justificada sobre un tema” o que “ser crítico es no aceptar las ideas y opiniones de los demás simplemente porque lo dicen ellos, sino porque tú has pensado en ello y en base a los argumentos has tomado tu propia decisión”, lo que intento es enseñarles como nos engañan (mediante falacias) y como ellos mismos se autoengañan (debido a los sesgos cognitivos). Dejo para otros profesores/asignaturas que aprendan a argumentar (debatir) y a llegar a sus propias conclusiones (ser críticos), yo me conformo con que no caigan en los timos de las pseudociencias.

Y ¿cómo lo explico?

Suelo usar un pequeño guión (puedes verlo aquí), aunque normalmente explico según las preguntas que me van haciendo los alumnos (aunque reviso no haberme dejado nada en el tintero cuando he terminado de explicar).

Conforme voy explicando, cuando creo que está clara una parte de la explicación, les dicto un pequeño resumen con lo más importante. Este año, que ha sido el primero en el que he explicado el pensamiento crítico, les dicté lo siguiente:

Pensamiento Crítico

Para interiorizar/utilizar/reconocer el Método Científico lo primero que tenemos que ser es críticos.
Ser crítico es plantearte la veracidad de las cosas que te dicen y/o observas. Por ejemplo, un simple dibujo nos demuestra que debemos dudar de lo que “vemos”:

También ser crítico es cuestionarte la forma en que realizas/realizan las cosas. Muchas veces haremos cosas por inercia, pero puede que existan maneras más eficientes de realizarlas.
Obviamente no podemos estar siempre buscando la veracidad de todo lo que vemos, o no podemos estar cuestionándonos todos nuestros pasos, por ello, en muchas ocasiones actuará nuestro “instinto” sin darnos cuenta, ¡no seríamos “operativos” si fuéramos infinitamente críticos!
Pero si nos surge una pequeña duda, o algo nos parece curioso, o es la primera vez que nos enfrentamos a algo… lo aconsejable es analizar esos hechos desde un punto de vista crítico.
En algunas ocasiones podremos encontrar las soluciones utilizando nuestros conocimientos previos, en otras tendremos la capacidad suficiente para poder analizar las pruebas a favor y en contra, pero si no tenemos capacidad para evaluarlas, debemos de buscar una fuente de información fiable.
Por lo tanto es muy importante analizar la fiabilidad de los sitios donde buscamos la información, debemos de recordar que no es lo mismo alguien con formación en el tema del que se habla que alguien sin formación, no es lo mismo alguien con experiencia que alguien sin experiencia, no es lo mismo alguien que tiene intereses en el asunto que alguien que no los tiene… pero todo esto no quiere decir que algunas fuentes de información sean totalmente despreciables frente a otras, lo que quiere decir es que ¡no es lo mismo! Por ello: ¡nunca debemos de olvidar nuestra posición crítica hacia las cosas!
Pero esas fuentes de información ¿cómo se analizan? No es fácil, pero debes de saber que usarán dos técnicas para engañarte. No suelen utilizar la mentira pura y dura, porque tiene poco recorrido (sobre todo si la dejan por escrito y la lee mucha gente), lo que suelen hacer es intentar convencerte con falsos razonamientos e intentar que te autoconvenzas aprovechándose de cómo interpreta tu cabeza la información que recibe. Ejemplos son:
- Nos dicen cosas que se adaptan a nuestras creencias y nos las creernos porque estamos predispuestos a creérnoslas.
- Atacan a personas para desacreditar lo que dicen, no atacan a lo que dicen.
- No contestan a la pregunta que se les ha realizado, se dedican a desviar la atención.
- Intentan convencerte de que algo funciona porque la mayoría de la gente lo piensa.
- Exageran lo que dicen otros para poder así desacreditarlos.
- Repiten una cosa hasta que, de tanto oírla, crees que es verdadera.
- Comparan razonamientos de expertos con razonamientos de legos.

Pero no me conformé con explicar y dictar. Les pedí unos apuntes que deben de realizar teniendo en cuenta lo que yo he hecho, lo que dicen los libros de texto, lo que encuentren por internet… Para ayudarles, porque no están acostumbrados (es el principio del curso y es la primera vez que yo soy su profesor), les he dado unos “recortables” que les ayuden a entender que es eso de “añadir todo aquello que vean pertinente”. Los recortables que les he entregado para realizar unos apuntes los puedes ver pinchando aquí

Ahora bien, para afianzar la comprensión del pensamiento crítico he realizado otra actividad: les he puesto una película y la he ido parando cada vez que salía “algo” relacionado con todo lo anterior. En ese instante les hacía una pregunta y ellos la contestaban (para mi ha sido nuevo porque, cuando les pongo una película o un texto, les hago un examen tipo test para ver si han estado atentos). Además, les pedí una redacción donde quería que me dijeran como la película les había servido para afianzar los conocimientos del pensamiento crítico y del método científico.

La película elegida (recomendada por un compañero del Departamento de Filosofía) fue un clásico en blanco y negro “Vestida para matar (Sherlock Holmes)” dirigida por Roy William Neill


La experiencia fue muy gratificante, los alumnos participaron activa y adecuadamente, creo que ellos también disfrutaron.
Si queréis saber las escenas en las que paré la película, las preguntas que les hice, las respuestas que esperaba y como era la actividad de la redacción pinchad aquí.
Por cierto, una de las posibilidades que ofrece mandarles una redacción, a parte de reforzar el posible aprendizaje, es que los padres (y otros miembros de la comunidad educativa) se pueden enterar de lo que estás haciendo en las clases.

Concluyendo:

Creo que hay que explicar el pensamiento crítico y creo que sobre todo debemos de intentar inculcarles que los timadores usan las falacias y los sesgos cognitivos.
Que los sentidos nos engañan y que la mente también nos engaña es algo que los alumnos fácilmente comprenden, pero detectar falacias en los discursos creo que no es tan fácil. Además, debemos de cargar las tintas en que se deben de analizar las fuentes de información.

Y como profesores creo que debemos de conocer “frases timadoras” que usan las pseudociencias. Así, cuando salgan en clase se pueden rebatir. 
Ejemplos de estás “frase timadoras” son: a mí me sirve, la gran mayoría de la gente se lo creé, todo lo natural es bueno, demuéstrame que es falso, la correlación es causalidad, pues me ha dicho fulanito (el vecino de enfrente, un SuperGuay)…


Actualización unas horas después:
· También recomiendo leer "Sesgos cognitivos, modo tonto, modo listo" http://www.wawancara.es/?p=4998 de @Habitatunicorn.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Día Internacional de Lucha contra la Violencia de Género

El Día Internacional de Lucha contra la Violencia de Género se celebra cada 25 de Noviembre. ¿Cómo lo conmemoro yo? En este post voy a intentar explicarlo. Sí, ya sé que ha pasado casi un mes pero, que se le va a hacer, soy muy, pero que muy lento.

A lo largo de los años he hecho muchas cosas, por eso me voy a centrar en lo que hago ahora en 4º E.S.O.-Diversificación Curricular- (Ámbito Científico-Tecnológico).

Centrémonos. Les pongo la película de Agora (solo la primera parte, la segunda se la pongo en otro momento pero, eso es otra historia que quizás algún día será contada). Una película (o un documental) es usado de diversas formas en las clases. En este caso lo que hago es pasarles un tipo test después de que la hayan visto. Aprobarlo no es difícil, el alumno no tienen que obsesionarse con el examen porque el objetivo del test es saber si han estado atentos o no.

Además, en este caso (y también en otros casos), uso el test para introducir/explicar/analizar… contenidos. ¿Cómo lo hago? Pues la última pregunta del examen me sirve para introducir la explicación posterior que les daré a mis alumnos sobre la violencia de género. Cuando acaban el examen (dura escasamente 5 minutos) se lo recojo y lo corrijo en voz alta. Las primeras preguntas me sirven para explicar cosas, pero la última es la que me dará pié para dedicar toda la sesión a la Violencia que han sufrido las mujeres científicas. Vayamos por partes.

Si habéis visto la película recordaréis que iba sobre la última etapa de la Biblioteca de Alejandría. La trama se desarrolla alrededor de Hipatia, matemática y astrónoma, que vivió para la Ciencia y su Docencia y que nunca se “casó”. En una escena de la película su padre (el Director de la Biblioteca) explica porque no “ofrece” la mano de su hija a nadie. Veamos la pregunta: 

Pregunta: El maltrato a la mujer tiene distintas caras. En una secuencia de la película el padre de Hipatia (el director de la biblioteca) justifica que su hija se quede soltera para no sufrir el maltrato que sufrían las mujeres en aquella época. ¿Cuál de los cuatro maltratos siguientes es el expuesto por su padre?
a) Es preferible no casarse porque muchos maridos agreden físicamente (pegan, empujan, matan…) a las esposas.
b) Es preferible no casarse porque muchos maridos agreden sexualmente (violan, solo se satisfacen a si mismos…) a las esposas.
c) Es preferible no casarse porque muchos maridos agreden sicológicamente (humillan, insultan, desprecian…) a las esposas.
d) Es preferible no casarse porque muchos maridos agreden socialmente (no permiten que sigas trabajando, te encierran en casa…) a las esposas.

Realmente creo que la pregunta les hace pensar que la Violencia de Género es algo bastante más común y complejo de lo que ellos piensan. Pero bueno, consiga o no ese objetivo seguidamente paso a explicarles lo difícil que lo han tenido las mujeres para hacer Ciencia a lo largo de la Historia.

Tengo que decir que no soy un experto, luego algunos de los puntos que describo pueden (y deben) ser cuestionados, pero creo sinceramente que “el espíritu” de mi explicación es el correcto.

Lo primero que intento que comprendan es que la menor contribución de las mujeres a la Ciencia ha sido debida a razones estrictamente sociales.

Para empezar, en la gran mayoría de las culturas no se les permitía estudiar y además se les educaba para “las labores de la casa”.

No solo eso, si alguna estudiaba, cuando llegaba a la adolescencia se le casaba (y por desgracia en la actualidad aún ocurre en determinados colectivos y países) para que desarrollará la función que se le suponía debía de tener. No puedo dejar de pensar que el Ministro de Justicia actual dijo: La libertad de la maternidad es la que hace a las mujeres “auténticamente mujeres (el error es relacionar maternidad con lo que es una auténtica mujer. Una mujer es un ser humano y tiene que tener libertad, ¡fin de la cita!).

Después de casadas, si alguna tenía la suerte de estar casada con alguien que la respetaba podía continuar formándose. Pero aquello que descubría, creaba, pensaba… muchas veces no podía atribuírselo a ella misma, ¡la sociedad no se lo permitía! Por ello, muchos logros femeninos han pasado a la posteridad como logros de sus maridos.

Algunas mujeres superaron esas barreras, ¡pero se encontraron otras! Marie Curie es un ejemplo. A ella se le reconoció su trabajo (incluso se le otorgaron dos premios Nobel) pero no se le permitió que entrara a formar parte de la Academia de las Ciencias Francesas.

Y ahora, en la actualidad, muchas mujeres han conseguido superar los obstáculos que la sociedad les sigue poniendo. Muchas mujeres competentes han llegado a todos los campos de la Ciencia y a todos los niveles. Pero, en alguna ocasión les he oído decir que han tenido que trabajar más que sus homólogos masculinos y también que mujeres científicas inútiles no llegan a altos puestos, cosa que por desgracia si ocurre con hombres inútiles (y yo las creo).

Lo segundo que intento es que mis alumnos se den cuenta de qué, pese a las increíbles dificultades que han tenido, a lo largo de la historia, muchas mujeres han aportado mucho a la Ciencia.

Les cuento que en la prehistoria no es descabellado pensar que fueran ellas las que descubrieran la fundición del bronce, el “cocido” de la cerámica, las propiedades de muchas plantas…

Les recuerdo el caso de Hipatia que acaban de ver. Les cuento como Marie Curie, después del desprecio de la Academia de las Ciencias Francesa, se volcó en ayudar durante la guerra haciendo rayos X.

Les hablo de María la Profetisa, la “inventora” del Baño Maria. Les cuento que he leído a algunos historiadores defendiendo la hipótesis de que ella, al igual que otras muchas mujeres a lo largo de la historia, han fingido que hablaban con un ser superior para que así se les escuchará.

Les hablo de Marie Anne Lavoisier como ejemplo de mujer que no es reconocida tal y como se merece, porque seguramente fue mucho mayor la contribución que hizo a la Ciencia. ¿Por qué se cree que era algo más que la simple dibujante de los diseños experimentales de su marido? Porque traducía las obras del latín y del inglés al francés, llevaba la correspondencia y los cuadernos del laboratorio, publicó una obra 9 años después de que su marido fuera guillotinado pero con el nombre de él. También los encuentros y las tertulias científicas que se hacían en su casa se siguieron celebrando después de la muerte de Lavoisier…

Concluyendo. Les hablo de todas aquellas mujeres científicas que me voy acordando, Margarita Salas, Rosalind Franklin... Y de esta forma termina la clase.

Sinceramente, creo que no somos conscientes de hasta que punto existe Violencia de Género en nuestra sociedad. Me parece muy difícil que se pueda erradicar, pero por mi parte voy a seguir tratando de hacer bien mi trabajo. Me equivocaré muchas veces, pero será sin mala intención. ¿Pueden decir lo mismo otras personas? ¡Fin de la cita!


NOTA 1

Además de las biografías de Marie Curie y Lise Meitner que he enlazado arriba, @LauraMorron ha publicado una biografía sobre Hipatia (http://losmundosdebrana.wordpress.com/2013/04/02/hipatia/)